El Banco de México dice que no tiene que seguir las alzas de tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Los mercados han estado especulando mucho sobre si Banxico, el banco central de México, seguirá a la Fed en la mayor serie de aumentos de tasas de interés de Estados Unidos desde la década de 1980.

Banxico aumentó las tasas de interés de referencia en 75 puntos básicos en su última reunión de política monetaria en agosto, siguiendo el ejemplo de la Fed, ya que la inflación en la segunda economía más grande de América Latina alcanzó niveles récord durante más de dos décadas.

“No tenemos un objetivo específico con respecto a la Fed, y la trayectoria de la tasa será la que nos lleve a la convergencia en nuestro objetivo de inflación”, dijo la gobernadora de Banxico, Victoria Rodríguez, en la presentación del último informe trimestral del banco.

La Sra. Rodríguez señaló las acciones de la Fed como una variable importante que el banco está considerando, pero agregó que está lejos de ser la única que se está considerando cuidadosamente y que la junta de cinco miembros del banco está evaluando todos los datos disponibles a medida que se presenten para hacer futuras decisiones

En un intento por frenar la inflación galopante, Banxico aumentó las tasas en un total de 450 puntos básicos durante las últimas 10 reuniones de política monetaria, lo que llevó la tasa de política monetaria a un máximo histórico de 8.5 %.

El informe trimestral de Banxico proyecta un crecimiento del producto interno bruto (PIB) de entre 1.7% y 2.7% en 2022, manteniendo una estimación previa de crecimiento económico clave de 2.2%. El banco rebajó su pronóstico de crecimiento económico en 2023, pronosticando un crecimiento de entre 0,8% y 2,4%, por debajo de un pronóstico anterior de 1,4% a 3,4%.

En respuesta a la severa advertencia del presidente de la Fed, Jerome Powell, de que Estados Unidos se dirige a un período doloroso de lento crecimiento económico y un posible aumento del desempleo a medida que aumenta las tasas de interés para combatir la alta inflación, Rodríguez dijo que no ve una recesión en Estados Unidos o México por delante.

“El contexto que estamos presenciando a nivel mundial, de pandemia, guerra y alta inflación, que lleva a los bancos centrales a endurecer las posiciones monetarias, tendrá un impacto en el crecimiento”, dijo la Sra. Rodríguez. “Sin embargo, no lo suficiente como para llevarlo a niveles de recesión”.

Camila Tobia

"Aficionado a la música. Geek de Twitter. Especialista en viajes. Aficionado introvertido. Fanático profesional del café. Amante del tocino".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.