El fascinante México de la mexicana Graciela Iturbide

Es una de las estrellas de la fotografía mexicana en un país al que no le falta talento en la materia. Graciela Iturbide, de 79 años, es mejor conocida por su trabajo con mujeres nativas americanas. En París, la Fundación Cartier le dedica una gran retrospectiva del 12 de febrero al 29 de mayo de 2022.

El trabajo de la fotógrafa mexicana Graciela Iturbide [née en 1942, à Mexico] nada anticuado, aunque abarca cinco décadas. Su trabajo en la revitalización de las comunidades nativas americanas en particular todavía resuena hoy. Su universo visual recrea la complejidad de México. En un país donde tantos fotógrafos han dado forma a este arte, Graciela Iturbide sin duda se lleva el primer lugar.

Recibido Iturbid [en 2021] el Premio a la Contribución Sobresaliente a la Fotografía en los Sony World Photography Awards. Muchas de sus fotos se han convertido en verdaderos símbolos patrios. Un premio siempre es un buen incentivo para continuar con el trabajo“, dice en la entrevista que nos dio desde su estudio en México [en juin 2021, alors qu’elle préparait son exposition à Paris, Voir encadré ci-dessous].

REVISTA Ñ ¿En qué proyectos estás trabajando durante este período de suspensión por la pandemia?

GRACIELA ITURBIDE Estoy limpiando mi archivo e imprimiendo un poco más. Estoy haciendo una exposición en la Fondation Cartier y me preguntaron sobre impresiones en color, que solo hago por encargo. Nunca he publicado fotos en color, no estoy para eso. Fotografié a color el baño de Frida Kahlo y una vez expuse las imágenes en la Fundación Hasselblad [à Göteborg, en Suède]pero hoy todo está ordenado.

Estoy obsesionado con las rocas en este momento, pero tal vez encuentre algo más en el camino… Siempre tomo fotos de lo que me sorprende.

¿Y qué encontraste en tus archivos que olvidaste?

Es maravilloso encontrar cosas en tus archivos que olvidaste o que no pensaste que eran muy buenas. henri cartier bresson [1908-2004] Dijo que hay un momento crucial cuando tomas una foto. Para mí hay dos momentos, por supuesto el momento en el que hacemos la foto y un segundo momento, también crucial, en el que elegimos lo que nos gusta o lo que se adapta al zeitgeist. De repente, algunas cosas se te escapan; o por el contrario, eliges algunos de los que luego te arrepentirás.

Tengo algunas fotos de mi último viaje a Japón que no imprimí. Además de mis imágenes de piedra, pienso en las de un pequeño desierto cerca de Kobe. Piedras, algunas las fotografío ahora en blanco y negro para mí y otras en color para la Fundación Cartier. Pero ya no fotografío gente, se acabó… He pasado a paisajes, pájaros, piedras, hielo.

¿Recuerdas cuando decidiste pasarte a los paisajes?

Seguro. Primero, porque necesitas explorar dentro de ti y lo que te rodea. Había fotografiado mucho en iglesias. Pero tenemos el problema del narcotráfico, que es muy grave en México, y esas mismas comunidades indígenas me empezaron a decir: No vengas más, es peligroso. cuando voy a la iglesia [qui vivent dans des municipalités souvent très larges et peuplées]Estoy con la gente, asisto a sus fiestas.

Y luego, con la pandemia, solo fotografié a mis nietos o sujetos que de repente me inspiraron. No puedo quedarme mucho tiempo sin tomar fotos, termino extrañándolo terriblemente.

Pero finalmente fue para explorarme a mí mismo y al mundo en el que vivo que comencé a fotografiar pájaros después de observar pájaros en un cementerio. Son pájaros con una historia aterradora, se les llama pájaros de la muerte. Me impresionó mucho y hay dos colecciones de fotos que estoy publicando sobre pájaros. [dont Des oiseaux, disponible en français aux éditions Xavier Barral]. Y sigo con lo que encuentro: paisajes, objetos que nunca antes había fotografiado

Elite Boss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.