Marcus Ericsson de Suecia gana las 500 Millas de Indianápolis

Jenna Fryer, Associated Press

INDIANAPOLIS (AP) — El sueco Marcus Ericsson estaba listo para dejar la Fórmula Uno para convertirse en una estrella mundial y logró su objetivo el domingo al ganar las 500 Millas de Indianápolis.

Ericsson tomó el control al final de la carrera y todo estaba bajo control para el Chip Ganassi Racing Team hasta que su compañero de equipo Jimmie Johnson estuvo involucrado en un accidente con cuatro vueltas para el final. Este incidente forzó una rara bandera roja en el Indianapolis Motor Speedway.

Una de las formas más puras del automovilismo, IndyCar rara vez emite advertencias artificiales o interrupciones que puedan alterar el resultado de una carrera. Pero la multitud de más de 300,000 rugió cuando se ordenó a los autos que entraran al pit lane.

Esta parada le dio a Pato O’Ward y al resto de los contendientes alrededor de 12 minutos en boxes para considerar una estrategia para alcanzar a Ericsson y ganar.

La carrera se reanudó con dos vueltas restantes y Ericsson superó fácilmente a O’Ward. El mexicano tuvo una última oportunidad de tomar la delantera pero el sueco cerró la puerta.

Un accidente en la parte trasera del campo provocó una bandera amarilla y Ericsson pudo cruzar la línea de meta y llevarse la victoria.

Esta es la quinta victoria del propietario Chip Ganassi en las 500 Millas de Indianápolis. Ericsson es el segundo sueco en la historia, después de Kenny Brack en 1999, en ganar la carrera en 106 apariciones.

Derramó su botella de leche por toda su cara y luego se la entregó a Ganassi para que el jefe tomara un sorbo. Ganassi no había ganado las 500 Millas de Indianápolis en 10 años y alineó a cinco competidores legítimos para terminar con esa sequía.

O’Ward, quien firmó una extensión con Arrow McLaren SP el viernes, fue segundo. El mexicano trató de darle a su país otra celebración en el día más grande del automovilismo; su compatriota Sergio Pérez comenzó el día con un triunfo en el Gran Premio de Mónaco.

Tony Kanaan subió al tercer escalón del podio en un auto Ganassi. Cuarto fue el sueco Felix Rosenqvist.

El ganador de la carrera del año pasado, Helio Castroneves, fue séptimo. El campeón defensor de IndyCar, Alex Palou, optó por el décimo lugar.

El canadiense Devlin DeFrancesco finalizó la carrera en el puesto 20 mientras que su compatriota Dalton Kellett cruzó la meta en el puesto 27.

Elite Boss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.