Rueda de prensa (3): “Intentaré viajar más lejos”, dice el Papa – ZENIT

El Papa Francisco reconoce que necesita “tomarse las cosas con calma” y reducir el ritmo, pero quiere “llegar más lejos y estar cerca de la gente” porque “la cercanía es una forma de servir”. Así le respondió Valentina Alazraki, quien le preguntó sobre sus capacidades físicas para poder viajar en el futuro.

Durante la conferencia de prensa durante el vuelo de regreso del viaje apostólico a Canadá (24-30 de julio de 2022) el viernes 29 de julio de 2022, el Papa Francisco respondió a María Valentina Alazraki Crastich de la empresa multimedia mexicana Televisa.

François confirmó su deseo de ir a Kazajstán y Ucrania. Todavía espera un viaje a Sudán del Sur y Congo, viaje que estaba previsto para principios de julio y que tuvo que cancelar por motivos de salud. “Ya veremos. Tengo toda la buena voluntad, pero ya veremos qué dirá mi pierna”, concluyó.

Aquí la pregunta de María Valentina Alazraki Crastich (Televisa) y la respuesta del Papa:

(…) Suponemos que este viaje a Canadá también fue una prueba, una prueba de su salud, de lo que usted definió como “límites físicos” esta mañana. Después de esta mañana, ¿qué nos puedes contar sobre tus futuros viajes? ¿Quieres seguir viajando así? ¿Habrá algún viaje que no pueda realizar debido a estas restricciones? O por el contrario, tal vez piensas que en una semana la operación de rodilla podría resolver mejor la situación y permitirte viajar de una forma… ¿como antes?

Muchas gracias. No sé… No creo que pueda seguir al mismo ritmo que antes. Creo que a mi edad y con estas limitaciones, necesito tomarme las cosas con calma para servir a la Iglesia o, por el contrario, considerar la posibilidad de jubilarme. Honestamente. No es una catástrofe, podemos cambiar al Papa, podemos cambiarlo, ¡no hay problema! Pero creo que tengo que limitarme un poco en este esfuerzo. La operación de rodilla está mal, en mi caso no funciona. Los técnicos dicen que sí, pero ahí está todo el problema de la anestesia: hace diez meses tuve más de seis horas de anestesia y aún quedan rastros. No jugamos, no bromeamos con la anestesia. Y por eso, creemos que esta no es la solución en absoluto. Pero intentaré seguir viajando y estando cerca de la gente porque creo que la cercanía es una forma de servir. Pero no sé qué más decir. Esperemos… No está planeado en México… ¡todavía!

¿Y Kazajstán? Y si vas a Kazajstán, ¿no deberías ir también a Ucrania?

Dije que me gustaría ir a Ucrania. A ver que encuentro cuando vuelva. Kazajstán, de momento me gustaría ir allí: es un viaje tranquilo, sin mucho movimiento, es un congreso de religiones. Pero nada está cambiando en este momento. También tengo que ir a Sudán del Sur antes del Congo porque es un viaje con el Arzobispo de Canterbury y con el Obispo de la Iglesia de Escocia, los tres juntos, como el retiro que hicimos los tres hace dos años. Luego el Congo. Pero será el año que viene porque es época de lluvias… Ya veremos. Tengo toda la buena voluntad, pero veremos qué dice mi pierna.

© Traducción de Zenit, Hélène Ginabat

Raquel Ortegon

"Aficionado al café sin disculpas. Introvertido. Empollón de los zombis. Analista malvado. Ninja de la música certificado. Pionero apasionado de la televisión. Estudioso del alcohol".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.