Cuba: Al menos un muerto en gigantesco incendio en depósito de petróleo

Cuba ha recibido ofertas de ayuda de muchos países después de pedir ayuda para hacer frente a un incendio masivo en una instalación de almacenamiento de petróleo que fue alcanzado por un rayo y provocó explosiones que mataron al menos a una persona, hirieron a 121 y dejaron 17 desaparecidos.

Unas 1.900 personas fueron evacuadas de la zona del desastre en el suburbio de Mantanzas, localidad de 140.000 habitantes 100 kilómetros al este de La Habana, desde donde la enorme columna de humo negro oscureció el cielo.

“Encontraron un cuerpo en el lugar del accidente”dijo el director de salud de Matanzas, Luis Armando Wong, durante una conferencia de prensa.

Cinco heridos se encuentran en estado crítico, tres en estado muy grave y 28 heridos graves, según un reciente reporte publicado en la cuenta de Twitter de la presidencia.

El ministro de Energía, Livan Arronte, estaba entre los heridos.

Los 17 desaparecidos son bomberos “que estaban cerca del fuego” cuando se produjo la explosión.

El incendio estalló el viernes por la noche cuando un rayo cayó sobre uno de los tanques del depósito de petróleo. El fuego luego se extendió a un segundo tanque temprano en la mañana.

Ante la dificultad de controlar el fuego, que “podría llevar un tiempo”, Cuba pidió “ayuda y asesoramiento a países amigos con experiencia en el sector petrolero”, según el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel.

Las respuestas no se hicieron esperar y el presidente cubano recurrió a Twitter para expresar su “Profundo agradecimiento a los gobiernos de México, Venezuela, Rusia, Nicaragua, Argentina y Chile quienes ofrecieron oportunamente ayuda material en solidaridad con esta compleja situación”.

“Agradecemos también la oferta de asistencia técnica de Estados Unidos”, agregó. El vicesecretario de Estado, Carlos Fernández de Cossio, dijo que la propuesta estadounidense “ya está en manos de especialistas para una adecuada coordinación”.

La Embajada de los Estados Unidos en La Habana había dicho previamente que estaba “en contacto” con funcionarios cubanos y dijo que a pesar del régimen de sanciones en curso contra el partido único gobernante, “La ley estadounidense autoriza a las entidades y organizaciones estadounidenses a brindar ayuda y respuesta ante desastres en Cuba”.

“El cielo era amarillo”

Se desplegaron helicópteros para combatir el incendio el sábado, con mangueras de agua traídas por grúas.

Ginelva Hernández, de 33 años, dijo que ella, su esposo y sus tres hijos estaban dormidos cuando los despertó una violenta explosión. “Nos tiramos de la cama. Cuando salimos a la calle, el cielo estaba amarillo”, dijo a la AFP. En este momento, “El miedo de la gente era incontrolable”.

Laura Martínez, vecina de la zona del desastre, dijo a la AFP que no “Sintió la explosión como un estallido”.

Yuney Hernández, de 32 años, y sus hijos escucharon la primera explosión y huyeron de su casa, a dos kilómetros del depósito. Regresaron unas horas más tarde y luego escucharon más explosiones y sonidos “como piezas de armadura cayendo” en las primeras horas de la mañana.

Según Asbel Leal, director de Comercio y Abastecimiento de la Unión Cubana del Petróleo (Cupet), el primer tanque “contenía aproximadamente 26.000 metros cúbicos de crudo nacional, o aproximadamente el 50% de su capacidad máxima” en el momento del desastre. El segundo tanque contenía 52.000 metros cúbicos de fuel oil.

Cuba nunca ha enfrentado un incendio “la magnitud de hoy”él dijo.

Según el diario oficial Granma “Hubo una falla en el sistema de pararrayos que no aguantó la fuerza de la descarga eléctrica”.

El embalse alimenta la central eléctrica Antonio Guiteras, la más grande de Cuba, pero el bombeo hacia la central no ha cesado, dijo Granma.

Este incendio se produce cuando la isla enfrenta la obsolescencia de las ocho centrales termoeléctricas para satisfacer la mayor demanda de electricidad debido al calor del verano.

Las autoridades se ven obligadas a implementar cortes rotativos de hasta 12 horas al día en ciertas regiones del país, lo que provocó la ira de los residentes locales enojados que han organizado alrededor de 20 manifestaciones.

Raquel Ortegon

"Aficionado al café sin disculpas. Introvertido. Empollón de los zombis. Analista malvado. Ninja de la música certificado. Pionero apasionado de la televisión. Estudioso del alcohol".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.