EXCLUSIVA: México invertirá miles de millones en el campo petrolero Zama si Talos acepta los términos: CEO de Pemex

El campo Zamá, con una capacidad de 850 millones de barriles, se ha convertido en la manzana de la discordia en medio de los esfuerzos del presidente Andrés Manuel López Obrador para reforzar el control gubernamental sobre la energía.

El accionista mayoritario, Pemex, se peleó durante mucho tiempo con Talos, quien encabeza un consorcio privado que también incluye a Harbor Energy y Wintershall Dea, sobre quién debería administrarlo. Llegó al punto en que los gobiernos de México y Estados Unidos tuvieron que mediar.

“Ellos (Talos) todavía están un poco reacios. Esperamos que eventualmente acepten y podamos iniciar el proyecto”, dijo Octavio Romero, presidente ejecutivo de Pemex, durante una entrevista con Reuters en una sala de información en la sede de la ciudad en México. Ciudad.

Agregó que las otras dos empresas del consorcio coincidieron con Pemex en la necesidad del proceso. Pemex necesita capitalizar el proyecto debido a su experiencia, tamaño y porque su sección del bloque contiene la mayor cantidad de reservas, agregó. “La única empresa que todavía no acepta que no puede ser explotadora porque no tiene el tamaño o el porcentaje es ella. Es Talos”, dijo.

Talos tiene una participación del 17,35% en Zama tras la unificación del proyecto. Ella quiere ser responsable del desarrollo del embalse, que se considera una de las mejores áreas de aguas poco profundas del mundo.

En septiembre, Talos presentó disputas bajo el Acuerdo Comercial Estados Unidos-México-Canadá (USMCA), un preludio del arbitraje internacional. Reuters informó en mayo que Talos había suspendido la demanda en espera de conversaciones de alto nivel.

Talos ganó el derecho a explotar el lucrativo campo en una licitación durante la última administración. Ha estado en desacuerdo con México desde que el gobierno de López Obrador decidió en julio de 2021 convertir a Pemex en el operador local.

López Obrador congeló las subastas de petróleo y gas, y su impulso para favorecer a Pemex y la compañía eléctrica nacional culminó la semana pasada cuando Estados Unidos buscó conversaciones de resolución de disputas con México sobre su política energética bajo el T-MEC.

Pemex no ha revelado públicamente su interés en Zama, pero según un análisis independiente del campo, el 50,43% de las reservas de Zama están del lado de Pemex.

Talos no hizo comentarios de inmediato y Wintershall no respondió a una solicitud de comentarios. Puerto se negó a comentar.

TODO LO NECESARIO

Cuando se le preguntó si Pemex tenía los medios para desarrollar Zama, Romero respondió con firmeza y prometió invertir “lo que sea necesario”.

La compañía petrolera estatal tiene una deuda financiera de $108.100 millones y una deuda de $13.700 millones con los proveedores y otros pasivos que la han plagado constantemente con un capital de trabajo negativo. “El presidente ha dicho que si Talos está de acuerdo, el gobierno mexicano y Pemex van a salir adelante”, dijo Romero sobre las inversiones que Zama necesitará en los próximos años, que coincidirán con un fuerte plan de pago de la deuda.

La Presidencia de México no respondió a una solicitud de comentarios.

Las inversiones en esta área serían “muy pequeñas” este año, pero eventualmente ascenderían a “miles de millones de dólares”, dijo Romero.

Explicó que las inversiones serían mayores para 2024 si se llegara a un acuerdo final en 2022, y que López Obrador se comprometió firmemente con Zama en las reuniones entre funcionarios mexicanos y estadounidenses en mayo y junio. A principios de junio, López Obrador dijo que México y Talos estaban cerca de llegar a un acuerdo sobre el desarrollo del campo.

Camila Tobia

"Aficionado a la música. Geek de Twitter. Especialista en viajes. Aficionado introvertido. Fanático profesional del café. Amante del tocino".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.