Festival de Cine de Venecia: Partidas muy abiertas en la carrera por el León de Oro

¿Un desaire a la censura de Jafar Panahi, encarcelado en Irán desde este verano, un documental sobre los estragos de los opiáceos en Estados Unidos, o una comedia de humor negro protagonizada por Colin Farrell? Los juegos se abrieron antes de la ceremonia de entrega del León de Oro en Venecia el sábado.

El jurado de la 79 Mostra, presidido por la actriz estadounidense Julianne Moore, tiene todo el día para retirarse antes de anunciar a sus ganadores a partir de las 19:00 (17:00 GMT).

¿Quién será el sucesor de The Event, una poderosa película sobre el aborto de Audrey Diwan, cineasta francesa que se unió al jurado este año?




Varias de las 23 películas en competencia causaron una fuerte impresión, incluida la comedia negra irlandesa The Banshees of Inisherin de Martin McDonagh, autor de 3 Billboards: The Panels of Wrath.

Encuentra al dúo de Colin Farrell/Brendan Gleeson (“Bons Baisers de Bruges”) para una historia macabra ambientada en una remota isla irlandesa durante la Guerra Civil de la década de 1920.

En un género muy diferente, el jurado podría ser sensible al poder de All The Beauty and the Bloodshed, un documental sobre la vida de la fotógrafa Nan Goldin, reina del underground de Nueva York en las décadas de 1970 y 1980, que abarca el arco con su lucha contra los opiáceos en los Estados Unidos, cuyo abuso se ha cobrado cientos de miles de vidas.

La película está autografiada por Laura Poitras, confidente de los denunciantes Edward Snowden y Julian Assange.

A menos que la Mostra envíe una señal política aún más fuerte al coronar al iraní Jafar Panahi (León de Oro en 2000 con “Le Cercle”), el único cineasta de la competición que no pudo caminar por la alfombra roja y desde julio encarcelado por los mulás. Régimen. En “No Bears” pone su propia situación al borde del abismo, un brillante desaire a la censura.

– Colin Farrell, Ana de Armas… –

Otras películas notables incluyen Argentina 85, sobre el juicio de la junta militar, Athena, del francés Romain Gavras, sobre un levantamiento suburbano, y Love Life, del director japonés Koji Fukada, un drama familiar clásico pero conmovedor.

Por el lado de la actuación, la estrella cubana Ana de Armas, de 34 años, es una de las favoritas por su interpretación de Marilyn Monroe en Blonde.

La propia película, que ha sido destacada por Netflix durante meses, está siendo criticada, al igual que las otras tres películas presentadas en Venecia por el gigante del streaming, que no tiene acceso a la competición de Cannes porque sus largometrajes no llegan a las salas de cine.

El mexicano Alejandro González Iñárritu perdía al público en los meandros de su “Bardo”, mientras que el estadounidense Noah Baumbach no encontraba el encanto de sus anteriores películas con “Ruido blanco”.

A menos que los jueces honren una vez más a Cate Blanchett por su interpretación de mármol como directora en “Tar” o a la actriz Trace Lisette (“Monica”). Esta última sería la primera actriz transgénero en recibir tal honor, una fuerte señal de inclusión.

Además de Colin Farrell, el premio masculino fue para Brendan Fraser, quien despliega una intensidad inesperada en “La ballena”, un drama lloroso de Darren Aronofsky (“Réquiem por un sueño”).

El ex actor de The Mummy regresa inesperadamente como un hombre solitario que sufre de obesidad mórbida.

La lista de precios veneciana se sigue tanto más de cerca cuanto que el Lido de Hollywood se perfila como plataforma de lanzamiento de los premios Oscar, tras las “historias de éxito” de películas como “Nomadland” de Chloé Zhao, Golden Lion 2020 o “Roma”. por Alfonso Cuarón, dos años antes.

Camila Tobia

"Aficionado a la música. Geek de Twitter. Especialista en viajes. Aficionado introvertido. Fanático profesional del café. Amante del tocino".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.